Saltear al contenido principal
Panel De Ética Busca Definir Directrices Para El Reconocimiento Facial

Panel de Ética busca definir directrices para el reconocimiento facial

reconocimento-facial

No es de hoy que la tecnología del reconocimiento facial integrada a la seguridad pública genera controversias. En julio de 2018, cuando la Policía Metropolitana de Londres (Met) realizó pruebas con la tecnología, el Jurado de Ética en la Policía de Londres relató que había una falta de claridad sobre la base legal para el uso de la tecnología y su reglamentación, y que la policía debe seguir trabajando en estrecha colaboración con los comisarios pertinentes para garantizar la supervisión adecuada de su uso.

Casi un año después, la tecnología -que verifica a las personas que pasan en cámaras en un lugar público- sigue enfrentando la misma cuestión: violación de privacidad. Como resultado de esto, se establecieron 5 condiciones para el uso de reconocimiento facial, provenientes de pruebas para evaluar cómo esa solución afecta la vigilancia en el día a día, evidenciando sus beneficios y defectos.

Encuesta: útil, pero invasivo

El Jurado independiente emprendió una investigación con las percepciones de los londinenses sobre el reconocimiento facial y cómo sería su uso en la seguridad pública. La investigación contiene datos de 10 pruebas realizadas por la Policía Metropolitana aplicando la tecnología por la ciudad. Más del 57% afirman que el uso de software de reconocimiento facial por la policía era aceptable, y ese número aumenta a cerca del 83% cuando los encuestados fueron preguntados si apoyaban el uso de la tecnología para buscar infractores.

Sin embargo, aunque la mitad de los encuestados creyese que el uso de este software haría que se sintieran más seguros, más de un tercio de las personas plantearon preocupaciones sobre el impacto en su privacidad. La Dra. Suzanne Shale, directora del Jurado de Ética en la Policía de Londres, en conclusión, sobre los datos obtenidos por la investigación, afirma:

“Dado el impacto que la tecnología digital puede tener en la confianza del público en la policía, garantizar que el uso de ese software no comprometa esa relación es absolutamente vital”

Cinco condiciones para el uso de Reconocimento Facial

Después de una extensa revisión del uso de la Policía de ese software, el Jurado publicó el último día 4 de junio un informe final que recomienda que el software de reconocimiento facial en vivo sólo sea implantado, oficial e integralmente, por la policía si las cinco condiciones abajo pueden ser atendidas:

  1. Los beneficios generales para la seguridad pública deben ser lo suficientemente grandes para compensar cualquier posible desconfianza pública en la tecnología;
  2. Evidenciar que el uso de la tecnología no genere sesgos de género o racial en las operaciones de policía;
  3. Cada implantación debe ser evaluada y autorizada previamente, para garantizar que sea necesaria y proporcional para un objetivo específico de vigilancia;
  4. Los operadores deben ser entrenados para entender los riesgos asociados al uso del software y entender que ellos son responsables;
  5. Tanto la Policía Metropolitana como la Oficina Policial y Crimen del Ayuntamiento deben desarrollar directrices rígidas para garantizar que las implementaciones equilibren los beneficios de esa tecnología con la potencial invasión de privacidad.

Además de las 5 condiciones, el Jurado también estableció una estructura para apoyar a la policía al probar nuevas tecnologías. La estructura está diseñada para tratar cualquier preocupación ética acerca de cómo se utilizará la nueva tecnología para asegurarse de que está allí para proteger al público sin afectar a ningún derecho de privacidad. La estructura consiste en 14 preguntas sobre compromiso, diversidad e inclusión que la Policía debe considerar antes de proseguir con cualquier prueba tecnológica.

Como conclusión, la directora del Jurado dijo que “existen cuestiones éticas importantes a ser abordadas, pero éstas no representan razones reales para no usar el reconocimiento facial. Estaremos observando de cerca cómo el uso de esta tecnología progresa para garantizar que continúe siendo objeto de investigación de forma ética. “

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *