Saltear al contenido principal
Programar No Tiene Edad

Programar no tiene edad

Programar no tiene edad

Zoox es una empresa que tiene la innovación como un pilar constante. Pensando en eso, en 2019, decidimos empezar diferente.

En nuestro blog ya hay diversos artículos sobre el área en que actuamos y todo lo relacionado a tecnología, Big Data, Reconocimiento Facial, Análisis de Datos, Inteligencia Artificial, entre otros. Nosotros estamos siempre evolucionando, y este año vamos a compartir todas las buenas historias del equipo que construye y hace a Zoox crecer y desarrollarse.

Optamos por comenzar con la increíble historia de nuestra dupla de desarrolladores plenos más joven de Zoox: Bia y João. Beatriz Lima y João Marcus, en el auge de sus 21 y 22 años, respectivamente, ya tienen más de 10 años de experiencia en programación.

Parece irreal, pero es eso mismo: ¡ambos empezaron a programar a los 8 años de edad! Y lo más interesante, con el mismo propósito: amueblar la casa. ¡Sí, continuamos hablando de programación y todo va a ser explicado!

Programar no tiene edad: conozca la historia de Bia y João

La historia comienza así: El primer juego online que Bia tuvo contacto fue Habbo, cuyo objetivo era crear cuartos, comprar muebles, decorar ambientes y navegar por los lugares. La gran cuestión era que para dejar la casa amueblada y linda era necesario comprar monedas virtuales.

Los padres de Bia – como la mayoría de los padres- mismo después de mucha insistencia, se negaron a gastar dinero en eso. ¿Pero creen que Bia lloró? ¡No! ¿Peleó? ¡No! ¿Se enfadó? Mucho menos. ¿O programó el propio juego en el cual ella tendría monedas ilimitadas? ¡Sí!

Eso mismo, hace 13 años Bia buscó toda la información disponible en internet sobre programación -que no era mucha en esa época- y consiguió desarrollar su propio juego en el bloc de notas, ¡lo subió a un servidor, dio acceso a una amiga y a ella para poder amueblar sus casas sin límites! Impresionante, ¿no?

¡Nuestros talentos y coincidencias no paran por ahí! También con 8 años de edad, en el mismo juego, João tenía los mismos objetivos: tener monedas para decorar ambientes. Pero João diseñó una estrategia diferente para conseguirlas. Él pensó en burlar el sistema de Habbo, y así lo hizo.

Después de días buscando códigos y aprendiendo como inyectar esa información en el juego como si él estuviera comprando monedas. Y él no sólo hackeó, también creó diversas cuentas desvinculadas a su e-mail para transferir monedas y eternizarlas en su cuenta principal.

Exactamente lo que usted está pensando, él lavaba dinero en Habbo. Pero dice él que ni sabía lo que estaba haciendo, y que hoy ha comprendido que estaba equivocado (así esperamos).

Se percibió que programar no tiene edad, ¿no? Nosotros tenemos el orgullo y privilegio de tener esos dos genios en nuestro equipo, donde ellos usan toda esa inteligencia para desarrollar las innovaciones y soluciones tecnológicas que sólo Zoox Smart Data entrega.

Por último, pero no menos importante, les pedimos que den consejos para quien piensa en comenzar a programar, o quien ya está en el eterno proceso de aprendizaje, y ellos compilaron todo en dos frases: “Si está saliendo todo errado es porque estás en el camino correcto. Porque si estuviera dando todo correctamente, estarías en una zona de confort, donde no aprendes nada.

En la programación los errores no pueden ser encarados como fallas, sino como aprendizajes y con la posibilidad de mejorar, dijo Bia. Y João aún completó “Es muy bueno tomar tu idea, sacarla del papel, y conseguir hacerla. ¡Y no es ninguna vergüenza pedir ayuda, tomar la solución de internet, porque es lo que todo el mundo hace!

Nunca es temprano o tarde para comenzar. Programar no tiene edad! Lo importante es dejarse llevar por la curiosidad, y tener voluntad de aprender y superar desafíos. ¡El mundo de la tecnología es inmenso y está lleno de oportunidades!

Y ese es sólo el inicio del largo camino que nuestros desarrolladores comenzaron a recorrer en el área de TI. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *