Saltear al contenido principal
Gestión De Data-Driven: El Big Data Como Su Aliado A La Hora Decisiva

Gestión de Data-Driven: el Big Data como su aliado a la hora decisiva

gestion-data-driven

Una frustración de gran parte de las empresas es que, en una época con tanta información a disposición, se sigan tomando decisiones basadas en intuiciones, experiencias pasadas o conjeturas. ¿Al final, los datos no deberían proporcionar caminos más asertivos?

La Gestión Data-Driven surgió para remediar este problema y han garantizado avances notables en la gestión de equipos. Conozca un poco más sobre el tema:

¿Qué es la gestión Data-Driven?

La Cultura Data-Driven, u Orientada por Datos, existe cuando una empresa organiza sus procesos y métricas con base en la inteligencia extraída de su base de datos.

La Gestión Data-Driven es aquella en la que las decisiones se basan en datos, estadísticas, métricas y números. Esto significa que el juicio de las acciones pasa a ser menos subjetivo, ganando el fundamento objetivo de los datos.

¿Cómo es la gestión Data-Driven?

No todas las personas están preparadas para gestionar equipos orientados por datos. Hay un ámbito básico de actividades que los gestores necesitan reunir para hacerla. Algunas de las principales actividades que se deben poner en práctica son:

  • Levantar las métricas correctas

“Hay una diferencia entre números y números que importan”
Jeff Bladt y Bob Filbin en columna publicada en Harvard Business Review.

Uno de los pasos más importantes para iniciar las decisiones orientadas a datos es definir qué métricas son importantes. Las buenas métricas son aquellas consistentes, fáciles de recoger y que influencian determinantemente en los resultados del negocio.

Los datos pueden venir de diferentes fuentes y es necesario que se defina cuál es el más indicado para nutrir una base. Las encuestas de satisfacción, los informes pedidos para empresas especializadas y software como el Zoox Smart WiFi son algunas de las fuentes más comunes de datos.

  • Hacer las preguntas correctas

Mientras que el análisis de estadísticas cuantitativas es realizado por analistas de datos, corresponde a los gestores el ejercicio de hacer las preguntas correctas buscando encontrar las respuestas necesarias para el negocio. En un artículo publicado en 2013, Thomas Davenport lista seis preguntas que deben realizarse mediante análisis de datos:

1. ¿Cuál fue la fuente de estos datos?

2. ¿Cuán bien estos datos representan a la población?

3. ¿Estos datos incluyen excepciones? ¿Cómo afectan los resultados?

4. ¿Qué premisas están detrás de estos datos? ¿Podrían algunas condiciones invalidar esos datos y premisas?

5. ¿Por qué ha decidido este enfoque específico? ¿Qué alternativas consideró?

6. ¿Cuál es la probabilidad de que las variables independientes influencien en este resultado?

  • Conozca lo básico sobre la fecha de visualización

No todo el mundo necesita ser formado en Estadística, pero el básico de visualización de datos es necesario para trabajar con Data-Driven. Interpretar gráficos, saber hacerlos, manejar variables, distribuciones, excepciones, comparaciones, todo esto enriquece el análisis y ayuda a transformar la base de datos en la mejor amiga de una gestión.

Esta entrada tiene un comentario

Los comentarios están cerrados.